¿Necesitas a alguien que haga los textos de tu web? Estás en el lugar adecuado. Juntos podemos lograr que tu página empiece a atraer clientes.

Como ya habrás visto, mi nombre es Adrián Medina. Tengo 26 años, vivo en Marbella (Málaga) y desde hace 4 me dedico a la redacción.

Quién soy

Desde que era crío supe que lo mío eran las letras, en parte porque me encantaba escribir y en parte porque, al sumar 2 y 3, me daba 6. A los 18, cuando tuve que elegir una carrera, pensé que el periodismo sería una buena forma de vivir de escribir (spoiler: MALA IDEA).

En 2018, con una carrera terminada y algún breve paladeo del mundillo de la prensa sin posibilidad de continuidad, comprendí que tenía dos opciones:

  Seguir probando suerte en un mercado saturado de licenciados en periodismo e ir enlazando contratos de prácticas durante dos o tres años

  Reciclarme y enfocar mis habilidades de comunicación y redacción desde otra perspectiva

Como a mí lo que me gustaba de vertdad era la comunicación corporativa, no me costó decidirme.

 Empecé con la idea de formarme como community manager y acabé llegando al mundo del SEO. Me tragué incontables formaciones gratuitas y algunas de pago, y durante varios meses leí compulsivamente los artículos de todos los grandes blogs de marketing digital y de contenidos. Compaginé esta formación con un trabajo el que empecé como becario y acabé quedándome fijo en el departamento de marketing.

Desde entonces he trabajado como responsable de comunicación y marketing digital en el sector privado, y he regresado ocasionalmente al periodismo.

De todo esto he sacado varias habilidades que ahora puedo aplicar a tu proyecto:

  Una navaja suiza de estilos de redacción

  Capacidad para escribir sobre prácticamente cualquier tema

  Sobrevivir a tiempos de entrega de auténtico infarto

¿Y tú de dónde sales, Adrián?

Si sigues por aquí es que quieres saber más sobre la persona que hay detrás de todo esto. Vamos allá:

  Me apasiona leer, siempre tengo un libro sobre mi mesita de noche (o dos, o tres). Mi género principal es la ficción, y la fantasía es un amor de la infancia que nunca termina de irse. Uno de mis mayores referentes es Haruki Murakami. Si quieres que quedemos un día a charlar sobre sus novelas, el café corre de mi cuenta (acepto que lo critiques si no te gusta, pero entonces pagas tú 😉 ).

  Me inicié hace poco en el mundo de la fotografía, pero para mí ha sido un auténtico flechazo. Me encantan la fotografía callejera y el retrato.

  Soy un amante empedernido de los animales. Los perros me parecen las criaturas más maravillosas del mundo. Si me invitas a tu casa y tienes mascota, es muy probable que acapare toda mi atención.

  Me encanta viajar, tanto dentro como fuera de España, aunque lo he hecho menos de lo que me gustaría. Tengo una lista muy larga de sitios por visitar y otra más corta con los que he visitado, pero las voy invirtiendo poco a poco.

Te dejo esta fotografía que hice en una calle de Kyoto cuando estuve en Japón, que creo que resume perfectamente los tres últimos puntos:

  Estoy aprendiendo francés y japonés de forma autodidacta, con apps de idiomas y recursos que saco de Internet. Mi próximo reto será el alemán y puede que también el italiano.

  No aprendí a leer hasta los seis años. Pero desde entonces, no he parado.

  Me quedo rápido con las caras, pero soy malísimo para los nombres (por eso me vi primero la serie de Juego de Tronos. Aún tengo pendientes los libros).

  Entre mis muchas habilidades inútiles, está la de poder citar al dedillo numerosos diálogos absurdos de Los Simpsons.

¿Quieres enamorar a tus clientes con los textos de tu web?

Déjame que te ayude a conseguirlo.